Be Agile, be Secure (2 de 3)

[viene de la primera parte]

Terminábamos la primera parte de este artículo señalando las dificultades que entraña el identificar riesgos en un entorno complejo e incierto, especialmente cuando nos movemos en territorios desconocidos.  En pocas palabras, ‘predecir es difícil… especialmente cuando se trata de predecir el futuro’[1].

Por si eso fuera poco, aunque lográramos identificar las amenazas que nos deben preocupar, el enfoque ‘Priorizar – Reducir’ depende de estimaciones precisas de probabilidades e impactos. Pero hay una montaña de evidencias, experimentales y empíricas, que refuerzan la hipótesis de que los seres humanos somos notablemente incompetentes a la hora de realizar este tipo de estimaciones, especialmente en situaciones complejas e inciertas. El hecho de que podamos asignar un número a una probabilidad no significa que la tengamos bien determinada. De hecho, esta forma de actuar tiende a engendrar en las personas una confianza excesiva en sus propios cálculos.  Nuestra mente, fruto de la evolución natural, es literalmente una chapuza. Hay multitud de ‘atajos’ que utilizamos constantemente a la hora de evaluar nuestro entorno y tomar decisiones que nos llevan a equivocarnos una y otra vez al estimar una probabilidad o tratar de determinar la magnitud de las consecuencias de un evento. Sesgos cognitivos como el sesgo de disponibilidad o de anclaje nos inducen a error de manera sistemática y difícil de evitar[2].

Por último y de forma paradójica, en entornos impredecibles, los planes que formulamos, los mismos que deberían protegernos reduciendo los principales riesgos y/o minimizando el daño que nos pueden causar, pueden llegar a ser parte del problema. Algunos autores, como Mintzberg[3] o Klein[4], han señalado que la planificación de riesgos reduce el compromiso de las personas en una organización con un estado de alerta imprescindible en situaciones de gran incertidumbre. Una vez que el plan se ha aprobado e implantado, los gestores en la organización se “relajan”, porque se sienten protegidos. Los planes centran tu atención en lo que eres capaz de predecir, haciendo más fácil pasar por alto lo desconocido e imprevisible. Los planes resisten el paso del tiempo mejor que las capacidades reales de la organización, por lo que quedan obsoletos mucho antes de lo que se suele creer. Además, las medidas adoptadas reducen. por lo general. la flexibilidad organizativa. Una organización menos flexible es menos capaz de adaptarse a un suceso imprevisto, reacciona más tarde y a menudo de manera menos eficaz. Es menos robusta.

En resumen, los enfoques tradicionales de riesgos nos hacen confiarnos en exceso en situaciones complejas e inciertas y en la mayor parte de los casos reducen la capacidad del equipo o de la organización para manejar los riesgos. En ámbitos complejos, no podemos hablar de mejores prácticas o siquiera de buenas prácticas. Cuando no hay relación evidente entre causas y efectos y sólo podemos avanzar prestando atención a los patrones emergentes, mediante ensayo y error, el enfoque acertado para la gestión de riesgos es el que denominamos ‘Adaptativo’. De acuerdo con este enfoque, en situaciones inciertas deberíamos apoyarnos menos en priorizar y reducir riesgos y más en estar preparados para responder a eventos inesperados, reconfigurando procesos y estructuras sobre la marcha para adaptarse a la situación.

[continuará]


[1] Atribuído a Niels Bohr.

[2] http://nodos.typepad.com/

[3] Mintzberg on Management, Henry Mintzberg (Paperback – Aug 21, 2007).  Ver también Management? It’s Not What You Think!, Henry Mintzberg, Bruce Ahlstrand and Joseph Lampel (Hardcover – Sep 15, 2010

[4] Streetlights and Shadows: Searching for the Keys to Adaptive Decision Making,  Gary A. Klein (Sep 30, 2011).  Ver también The Power of Intuition: How to Use Your Gut Feelings to Make Better Decisions at Work, Gary Klein (Paperback – Jun 1, 2004)

Esta entrada fue publicada en Artículo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Be Agile, be Secure (2 de 3)

  1. Roberto dijo:

    Muy cierto , me recuerda una cita de Andy Grove (Intel).” Solo los paranoicos sobreviven”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s