Otra forma de contratar software

Probablemente mucho de los que lean este artículo han adquirido una vivienda.

Si aún no está construida puede que se decida a cambiar un tabique de sitio, a insonorizar las habitaciones, a sustituir la grifería o las baldosas que vienen de obra, etc.

Si la vivienda es de segunda mano, puede que necesite una serie de reformas que llevarán consigo un proyecto asociado y luego la ejecución de las mismas.

Durante dicha construcción o reforma se suelen realizar visitas, incluso a diario, para ver cómo va el progreso y para añadir nuevas modificaciones a lo inicialmente acordado. Dependiendo del calibre de estas modificaciones, puede que se acuerden nuevos desembolsos adicionales o se acaben desechando por no poderse abordarlos en este momento.

Podríamos decir que algo tan serio como la vivienda exige estar en continuo contacto con cómo se desarrolla su construcción.

Si lo relatado es un práctica habitual: ¿por qué muchas empresas que contratan software y muchas que lo desarrollan actúan de una forma totalmente diferente?

Esto es: se decide qué es lo que se quiere en una serie de reuniones al inicio del proyecto. Más tarde, después de retirarse los desarrolladores a sus cuarteles de invierno, llega un momento en que se muestra lo construido. Entonces se cruzan los dedos para ver si ambas partes tienen lo que desean: por un lado una aplicación que satisfaga las necesidades que se pretendían resolver y por otro un Vº Bº y el pago de una factura.

Normalmente esto no suele ocurrir y es cuando empieza el toma y daca de intentar llegar a un acuerdo.

¿No es mejor actuar como en el caso de la vivienda: interactuando continuamente entre las dos partes para que no haya malentendidos ni dudas?

No tiene por qué ser a diario sino cada 2, 3 ó 4 semanas, tras las cuales el equipo mostrará al cliente lo construido (sí, podemos utilizar el mismo verbo en el caso de la vivienda y en el del software. Los anglosajones también lo hacen: build). Y se comenta si se va por el camino correcto o hay que clarificar conceptos.

Porque seguramente no es muy concreto pedir que se desea una aplicación “fácil de usar” o “rápida”.

Como no dice mucho que una vivienda sea “cómoda” o “confortable”: para algunas personas esto significará que no haya escaleras, para otras que la temperatura no baje de 21ºC o que no haya mucho tráfico en las calles que la circundan.

Una aplicación “fácil de usar” para unos usuarios es que puedas utilizar el tabulador para moverte de campo en campo y para otros que no haya más de cinco elementos diferentes con información en la pantalla.

Que sea “rápida” puede indicar que el tiempo de respuesta sea menor a 2 segundos en unos casos o que esté entre 1 y 5 décimas en otros, dependiendo de sus necesidades.

Y esto no surge en una primera reunión o en una segunda sino que puede que cristalice al cabo de unas semanas o incluso cuando se ve el producto en funcionamiento.

Por otro lado puede ocurrir que un requisito que parecía inamovible al principio del proyecto, de repente desaparezca porque ya no se ve su utilidad. O que lo que al equipo de desarrollo hoy le parece imposible de implementar, tras analizarlo con cierto tiempo sea factible.

Y respecto al pago parece razonable que no se tenga que pagar por cambiar un color de fondo de pantalla o el tamaño de una caja de texto pero sí porque se decida en un momento dado que la aplicación debe soportar varias divisas (euros, dólares, yenes…) para llevar la contabilidad, cuando al principio se dijo que eso “no iba a ocurrir jamás”.

De este cambio en la forma de contratar (y esto quiere decir “Pactar, convenir, comerciar, hacer contratos o contratas”) el desarrollo de software y de temas relacionados queremos hablar en el

Open Space que celebraremos el sábado 21 de abril.

Los open space son eventos en los cuales la agenda no está predeterminada sino que es en el mismo evento en el cual, con la colaboración e inquietudes de todos los asistentes, se le da forma para que el evento sea lo que sus asistentes desean.

¿Te apetece acudir?

Esta entrada fue publicada en Artículo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s