Agilismo en Navarra (II)

(…proviene de Agilismo en Navarra (I)…)

Entre las 17 empresas consultadas, un gran porcentaje, más del 75%, han experimentado con la introducción de metodologías ágiles en mayor o menor medida, en más de la mitad de ellas,  se ha llegado a implantar como práctica habitual de la empresa:

Implantación agilismo en empresas consultadas

Dentro de las empresas que han experimentado de alguna forma el agilismo, coincide la circunstancia de que la inmensa mayoría tenía autonomía y poder de decisión en los entornos donde lo puso a prueba, factor clave. Además, en muchas empresas se hizo de forma paulatina, empezando pilotando en proyectos asilados para luego extenderlo a otros con la experiencia obtenida.

Las pautas para la elección del piloto donde realizar una primera experiencia han sido diferentes, algunos han primado la confianza con el cliente y su implicación, y otros la naturaleza del proyecto (por tamaño, por equipo, por complejidad), pero en todos los casos, se han basado en una situación que les resulta cómoda y que genera la confianza de poder ser conseguido.

En 2 casos se ha extendido el uso de las prácticas ágiles a toda la organización, ambos, empresas pequeñas, donde posiblemente esta adopción generalizada sea  más fácil.

El 84,6% de las empresas que han probado el agilismo lo han realizado por su cuenta, solamente tenemos constancia de que una pidió apoyo para ponerlo en marcha. De las que lo han hecho con sus propios medios, a pesar de no haber buscado un soporte, se lo plantearían. La que lo ha experimentado recalca que fue clave para la adopción, usaría más si tuviera que repetirlo, y recomienda a otros emplearlo.

No obstante, en los casos en que se ha echo por su cuenta, se observa una predominancia en la dedicación, casi exclusiva, de una persona dedicada al proceso de implantación. Persona que ejercía el liderazgo y empuje necesario, en la mayoría de los casos un Scrum Master, aunque esta labor de liderazgo también se ha observado en algún caso reflejada en un Product Owner interno que creía en el método.

En cuanto a la implantación, los plazos varían bastante, desde los 3 meses hasta los 6 en una primera prueba y de ahí hasta el año alcanzando cierta madurez y extendiéndolo en más proyectos. De cualquier manera, esto es muy relativo porque dependerá, entre muchas otras cosas, del proyecto en el que se implante, del equipo que lo haga, del cliente, de la extensión de la implantación dentro de la empresa y del nivel de madurez que se desee alcanzar.

En todas las empresas que lo han probado se han basado mayoritariamente en una adaptación del método a la empresa y no al revés. Esto es, implantando partes del método y siendo en mayor o menor medida laxos con las prácticas a usar. La mayoría ha optado por el framework de Scrum y, en algunos casos, completarlo con Kanban.

Como curiosidad, 5 empresas provenían del CMMI, que ven compatible, pero en 2 de ellas han abandonado toda práctica CMMI en favor del agilismo.

Al menos un 90% de las implantaciones estables, no las pruebas, pueden considerarse exitosas o satisfactorias, aunque todos coinciden en que aún les queda mucho trayecto y mejora por delante.

En los casos en que la experimentación no ha fructificado en una práctica estable dentro de la empresa, las razones han sido varias como políticas más tradicionales de empresa, en algunos casos el agilismo no es bien percibido desde dirección, la no existencia de un entorno (proyecto y equipo) aislado, estable y con autonomía donde aplicarlo sin influir o ser influido por el resto de la empresa.

Entre las empresas que no se han lanzado a probarlo, las razones han sido variadas, falta de tiempo, cambios organizacionales o compleja convivencia con las prácticas habituales de la empresa. No obstante, la mitad de ellos afirman seguir interesados y deseosos de algún día intentarlo mientras que el resto se ve más difícil.

Casi un 70% de los entrevistados afirman que la formación y las charlas recibidas en CEIN han sido muy importantes. En los casos en los que se experimentó con el agilismo la formación la consideran fundamental. No obstante, ¿relación entre asistencia e implantación? aparentemente no parece haber ninguna.

Continuará con más detalles…

Esta entrada fue publicada en Artículo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Agilismo en Navarra (II)

  1. Pingback: Agilismo en Navarra (III) | La respuesta a tus preguntas sobre Internet y las tecnologías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s